Puertas Galvanizadas

Para elementos duraderos y resistentes a las condiciones climatológicas las puertas galvanizadas son una buena alternativa. Están conformadas por dos chapas de acero galvanizado, que ofrece unas propiedades adicionales interesantes y dotan de una durabilidad que puede ser de hasta 30 años aunque se utilicen en exteriores.

¿Qué son las chapas galvanizadas?

Estas piezas son chapas de acero convencionales que se someten a un tratamiento especial para ser recubiertas en el cual se sumergen en zinc fundido hasta que cubre toda la superficie y luego se deja que este se enfrié. Al hacer esto la pieza se vuelve más resistente contra la corrosión, el óxido o el deterioro por el tiempo.

Se emplean para distintos tipos de puertas, cada una con propósitos diferentes, como pueden ser puertas de registro, cortafuegos o multiuso. Para cumplir sus funciones se agregan materiales adicionales junto a las chapas.

Del mismo modo, otro punto importante por el cual son un elemento tan importante es por la seguridad y el aspecto que ofrecen. Las puertas galvanizadas pueden incorporar una o dos de estas piezas de acero, proporcionando una resistencia considerable ante posibles intentos de ataque. Además, este simple material es adaptable con facilidad debido a que pueden incorporársele diversos diseños.

Puertas Galvanizadas | Centropuertas

Puertas multiuso

Son modelos simples que no requieren de muchas modificaciones y cuentan habitualmente con dos chapas galvanizadas. También se les puede incorporar un recubrimiento adicional en PVC o agregar diseños sobre el material. Simulando con ellos aspectos como la madera, el plástico o dando una apariencia más brillante al metal.

Sus usos no se encuentran delimitados a un área estrecha o a unas condiciones muy específicas, de manera que se pueden utilizar tanto como entradas de vestidores o para separar áreas de almacenamiento.

Puertas cortafuego

Este tipo de puertas galvanizadas son fundamentales para garantizar la seguridad en grandes edificios, porque facilita cumplir su función como aislante. El objetivo de estas puertas es servir como un ente divisor entre los espacios en caso de incendios.

Si sucede un incidente de esta clase, esta puerta dificulta el avance del fuego hacia un área determinada, lo que conlleva no solo a que estas eventualidades sean mucho más fáciles de controlar, sino a disminuir los daños.

Puertas de registro

Estos son artículos también indispensables para la seguridad, tanto de una vivienda como de cualquier edificación. Son las encargadas de cubrir elementos empotrados o subterráneos, como podrían ser las tomas de agua, los fusibles de una casa o el medidor del consumo de gas. Están hechas de chapas de acero galvanizado aunque también pueden utilizar puertas cortafuego para mayor protección.

Puertas galvanizadas para exterior

Son artículos diseñados para soportar las condiciones del clima sin dañarse, deteriorarse ni perjudicar su funcionamiento. Cuentan con dos chapas galvanizadas unidas y no dependen de ningún componente adicional. El tratado que recibe el metal le proporciona la capacidad para soportar las adversidades climatológicas. Son utilizadas en el acceso de áreas expuestas a la intemperie, donde se requieren elementos de seguridad resistentes.

Precio de las puertas con chapa galvanizada

Aunque las puertas galvanizadas requieren de un tratado especial para sus componentes es posible encontrar modelos económicos. Sin embargo, cada elemento adicional de estos artículos, como podría ser el diseño o la ventilación, repercuten en su precio.