puertas rápidas

Para lugares con un gran tráfico donde se necesita
una constante apertura y cierre, las puertas rápidas son una buena opción. También
se las conoce como rapid doors y están
diseñadas para resistir a un uso continuo e intenso sin deteriorarse.
Además, estos artículos deben soportar la contaminación propia del lugar en el
que se encuentran, ya que habitualmente se instalan en empresas o zonas de
carga. 

 

Se emplean en lugares donde se necesita
mantener una puerta abierta el menor tiempo posible, como lugares donde existe
flujo de mercancía o espacios de refrigeración donde es indispensable mantener
ciertas condiciones.

Debido a sus exigencias, deben cumplir con una normativa de seguridad para reducir los riesgos de accidentes. En Central Puertas todos los artículos cuentan con la certificación adecuada y, además, son instalados por personal capacitado para que el cliente tenga la confianza de que cuenta con un producto de buena calidad y que no representa ningún riesgo.

 

 

Operamos en Logroño (La Rioja), Rioja Alavesa y Rivera Navarra.

Puertas rápidas enrollables

Estos modelos están motorizados para cumplir su función como puerta rapid door, en algunos casos se accionan por sensores o por algún botón. Su funcionamiento es simple: un grupo de láminas se encuentran unidas entre ellas con un material flexible. Una vez que se acciona el motor, este permite que se enrolle fácilmente en el área superior.

 

Son especialmente resistentes al viento, no afecta a su funcionamiento ni puede generar deterioros. Además, cuentan con un gran potencial de aislamiento térmico, ideal para zonas donde es necesario mantener una temperatura especifica. 

Puertas rápidas de lona

A diferencia de las puertas rápidas enrollables, las puertas de lona se conforman enteramente por un solo material. Este se une a una base que dota de la firmeza suficiente para realizar una óptima apertura.

 

Son la mejor opción en cuanto a velocidad de cierre, ya que es un material sumamente ligero. Aunque no es un elemento tan resistente como el PVC, puede ser necesario en lugares donde el cierre debe ser lo más rápido posible. Se encuentran en dos modelos: las apilables y las enrollables. En Central Puertas ambas cuentan con la certificación adecuada conforme a la normativa UNE.