puertas de garaje basculantes

El garaje es un espacio de usos diversos, que en la mayoría de casos suele no ser muy amplio. Por ello, se opta por modelos como las puertas de garaje basculante: para aprovechar espacio. Estas cuentan con la particularidad de que solo necesitan el área superior de la habitación para recogerse. Además, permiten la instalación de una apertura para el paso peatonal, en los casos donde no se necesite abrir completamente la puerta.

Se encuentran diseñadas de múltiples maneras, aunque en todas el funcionamiento es similar. Consta de una serie de poleas, que se comunican y unen con un eje principal que permite el desplazamiento de la hoja. También puede tener dos hojas (estas se doblan al abrirse) y el sistema para su funcionamiento puede ser mecánico o manual. 

Operamos en Logroño (La Rioja), Rioja Alavesa y Rivera Navarra.

Basculante manual

Es una de las opciones más conocidas de puerta para garaje basculante, donde el cierre y la apertura se realizan por el usuario. En estos escenarios existen dos mecanismos para contar con una puerta operativa.

El sistema de apertura por poleas es una opción simple: una serie de cuerdas y muelles se conectan para el movimiento de la hoja. Otra opción es el mecanismo por pesos y contrapesos, donde se utilizan una serie de plomos para realizar una apertura similar al movimiento de un elevador.

 

Ambas opciones suelen ser tener precios más accesibles que las alternativas motorizadas, pero no por ello se tiene menos en cuenta la seguridad. Todos los mecanismos cuentan con métodos de seguridad en caso de que algo falle, por ello deben instalarse por profesionales. Para evitar accidentes, en Central Puertas contamos con el equipo capacitado para realizar la instalación rápida, segura y garantizando su funcionamiento. 

Motor puerta basculante 2 hojas

Para el funcionamiento de las puertas de garaje basculantes automatizadas se incorporan dos elementos.  Un sistema de contrapesos y un motor que pueda iniciar el movimiento de apertura o de cierre remotamente mediante un control. De esta forma el propietario no tiene que bajarse de su vehículo para abrir la puerta.

En la mayoría de casos aun con modelos de doble hoja no se necesita más de un motor (el cual se coloca en el centro). Sin embargo, cuando la puerta es muy amplia, se pueden optar por motores que muevan la puerta desde los lados. Los contrapesos permiten que el motor pueda mover la puerta por sí mismo y que esta no se abra sin activar el mecanismo. 

Call Now Button